Monday, February 6, 2017

Anna Wall, una mujer de armas tomar


FOTOGRAFIAS: Blog mennopolitan.com

Liliana Salomón Meraz / VISIÓN DURANGO

Hace apenas unos días tuve el gusto de conocer en persona a Anna Wall, una mujer relativamente joven, originaria de las colonias menonitas de Nuevo Ideal, específicamente de la colonia Hamburgo, quien emigró a los 19 años a Canadá en la década de los 90’s. Ella habla alemán bajo, español e inglés y también estudia el idioma francés, ya que vive en Canadá. Allá trabaja en un centro de salud comunitario.

Nuestra amistad comenzó de manera virtual, gracias a que su madre, quien aún vive en las colonias menonitas de Nuevo Ideal, le hizo llegar mi libro “Historia de los menonitas radicados en Durango”. Ella me mandó una solicitud de amistad por Face y hace apenas unas semanas me dijo que venía de vacaciones a México y quería conocerme, a lo cual accedí gustosa.

Nuestro encuentro en la ciudad de Durango fue rodeada de su familia: su madre, su hermana, su cuñada  y su pequeña sobrina. Fue como si nos hubiéramos conocido desde siempre. Platicamos durante horas y nos fuimos a desayunar. En esta conversación me di cuenta que Anna ama su trabajo, ya que ahí puede aprender cada día algo nuevo, ayudar a la gente, hablar los idiomas que domina, hacer compras, preparar recetas, ser una líder y sobre todo, vestirse como le place hacerlo. Y no es que esté en contra de la típica vestimenta menonita, su madre sigue vistiendo de esa forma, pero ella ya es de otra generación, es una de las pocas mujeres que pueden darse el lujo de ser libres de vestir, de pensar, de hacer, gracias a que vive en otro país.

En Canadá, en su tiempo libre, Anna ve telenovelas durante una hora, con diccionario en mano inglés/español. Si hay una palabra que no entiende, la busca y la repite con la finalidad de que su mente se mantenga fresca. También le gusta mucho leer y sobre todo, escribir. Diariamente redacta algo y posteriormente lo publica en su blog “Mennopolitan”, el cual le ha dado la oportunidad de conocer gente y recibir ofrecimientos para visitar universidades a impartir charlas. Hasta un libro autobiográfico tiene listo ya, para ser publicado próximamente.

Anna me cuenta que cuando vivía en su lugar de origen, las colonias menonitas de Nuevo Ideal, no aprendió a leer, lo cual la tenía en cierta forma aislada del mundo. Tampoco hablaba español y quiero pensar que por consiguiente, tampoco escribía. Como fue considerada una “aprendiz difícil” lo que significa que tenía una discapacidad de aprendizaje, tuvo que permanecer en su casa desde antes de los 12 años para ayudar a su madre en las tareas del hogar, pero principalmente en la cocina. Ahí nace su amor por la comida y ocasionalmente publica una receta menonita o mexicana.

En el blog Mennopolitan, Anna desea que quienes lo lean, tengan una imagen más clara del intrigante mundo de los menonitas que hablan el alemán bajo, conocer por qué salieron de Canadá, se trasladaron a México y van y vienen de Canadá a su antojo. Quiere explorar a esas preguntas a través de sus historias, compartiendo sus experiencias personales, tanto de su infancia y adolescencia en México, como su juventud adulta en Canadá. Ella escribe en el blog semanalmente sobre sus luchas como una adolescente analfabeta, deprimida, averiguando la vida en Canadá, a medida que crece y madura como mujer. A lo largo del camino ella desea compartir lo que aprendió sobre la historia fascinante de su propia gente.

Platicar con Anna es descubrir otro universo. Alcanzar a vislumbrar que las barreras sólo existen en nuestra mente, y que si una joven que nunca había salido de su entorno rural y que no tenía la capacidad de leer y hablar otros idiomas, pudo lograr sobresalir y cumplir sus metas pudo hacerlo, con más razón quienes tienen más ventajas de por medio. Anna tiene tatuado en su espíritu esa fe que mueve montañas, esa determinación que no es fácil encontrar, y esa luz que ilumina a todos los que le rodean. ¡Cómo me gustaría conocer más Annas para que me sigan inspirando!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...